NovaMás » Cocina

QUE NO TE ENGAÑEN

Etiquetado de los alimentos: Estrategias para inducir a error sin mentir

"Sin azúcares añadidos, 0% materia grasa, sin grasas saturadas..." ¿Te resulta familiar? Que no te engañen, en este artículo te enseñamos a cómo hacer una lectura más crítica.

Sin azúcares

Envato Sin azúcares

Publicidad

¿Qué pasaría si te encuentras todos estos mensajes a la vez en la cara frontal del etiquetado de un producto? Sin azúcares añadidos, 0% materia grasa, sin grasas saturadas, sin grasas trans, sin sal, sin conservantes ni colorantes, sin edulcorantes artificiales, sin gluten … ¿Pensarías que te encuentras ante un producto de buen perfil nutricional?

Ahora imagínate que estás en búsqueda de una vivienda. Empiezas a mirar anuncios y te encuentras expresiones como “ideal parejas” para maquillar que estás ante un piso diminuto o “totalmente exterior y muy soleado” en lugar de decir que la vivienda no tiene calefacción, “muy bien aislado” para no poner que está en una calle muy ruidosa o que no tiene aire acondicionado o “se encuentra en una zona muy tranquila rodeada de zonas verdes” por no decir que vas a tener que utilizar tu GPS para poder llegar a casa sin perderte. No hay necesidad de mentir abiertamente, pero es una forma de manipulación sutil, de que te imagines algo mucho mejor de lo que realmente es.

Pues volviendo al ejemplo del producto inicial, todos ellos son mensajes que se pondrían poner en envase de un paquete de azúcar, sin necesidad de mentir. Solo te estoy contando cosas que mi producto no tiene, obviando las que sí tiene y en cantidades mayoritarias.

Pero claro, esto en un paquete de azúcar con un único ingrediente se podría ver muy fácil, pero este tipo de expresiones sirven para camuflar la composición de otro tipo de productos donde estas alegaciones sutilmente nos inducen a error sin necesidad de mentir.

Si tengo un producto rico en harinas refinadas, destacaré que lleva cereales, que suena mejor, o que lleva avena o quinoa (aunque esta suponga el 10% de los cereales del producto).

Si tengo un producto rico en azúcares añadidos, destacaré que es bajo en grasas o 0% materia grasa.

Si tengo un producto rico en harinas refinadas, azúcares añadidos, grasas de mala calidad y sal, destacaré que tiene el 50% del hierro recomendado para todo un día, la cantidad de calcio equivalente a un vaso de leche o que tiene 7 vitaminas y minerales…

Y así, sucesivamente. Así que a continuación además de lo ya comentado, te voy a enumerar algunos ejemplos sobre cómo se puede inducir a error sin mentir para que te ayuden a hacer una lectura más crítica de lo que compras y puedas así hacer elecciones más conscientes, comprando esos productos sea porque realmente quieres, y no por lo que su publicidad te hace creer.

Supermercado
Supermercado | Envato

100% Fruta

En productos elaborados a base de fruta como mermeladas o compotas, a veces se utiliza la expresión 100% fruta dando a entender que no se le ha añadido nada más. Sin embargo, pueden estar endulzadas igual o incluso en mayores cantidades que sus homólogos cuando entre los ingredientes encontramos “concentrado de zumo de …” o “azúcar de la fruta” que son maneras de añadir fructosa a un producto con una finalidad de endulzarlo de manera camuflada. Sería algo así como si por añadir azúcar blanco extraído de la remolacha a un producto, decimos que es verdura.

Avales de sociedades médicas o científicas

A veces aparecen sellos de diferentes sociedades sanitarias en la portada del envase de un producto, lo que muchas personas interpretan (y se hace con esa intención) como que esa sociedad está avalando la composición del producto, cuando en realidad lo que quiere decir es “entidad colaboradora con la sociedad X”, es decir, que la empresa fabricante colabora “desinteresadamente” con esa sociedad, no que esta última supervise ni avale la composición del producto.

Casero, Natural o Tradicional

Bajo estas palabras se puede nombrar el producto que queramos, ya que no está definidas ni reguladas estas alegaciones. Eso sí, si añadimos estas palabras a un producto, se vende mucho mejor.

Diet o Light

No indica que el producto sea necesariamente bajo en nada, ni ligero ni de buen perfil nutricional, solo nos da referencias sobre el nicho de venta al que va dirigido el producto. Hay que mirar la etiqueta para obtener más información

Con aceite de oliva virgen o cualquier otro ingredientes que suene bien

Que un producto lleve aceite de oliva en su composición no quiere decir que sea la única grasa con la que se ha elaborado, ni si quiera la grasa mayoritaria. Un producto puede estar elaborado con aceite refinado de girasol y con un 1% de aceite de oliva virgen y destacar eso en la portada. Esto es aplicable a cualquier otro producto de buen perfil nutricional que sea nombrado en la portada del envase.

Contenido reducido en sal o azúcares...

No significa lo mismo que “bajo en”. Podemos encontrar productos con alto contenido en sal/azúcares/grasas… que ponen “contenido reducido en sal/azúcares…” y esta alegación solo hace mención a que se le ha hecho una reducción al producto, no que ese producto sea bajo en sal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Evita estos alimentos si tienes dolor de garganta

Publicidad