ÁCIDOS PARA TODO

Ácido hialurónico: sus usos más allá del volumen de labios

Aportar volumen, quitar arrugas, tratar lesiones… Se conocen muchos usos del ácido hialurónico, pero existen tantos que seguro que alguno se te escapa. Descubre en este artículo todos los beneficios de este ácido.

Inyección de ácido hialurónico en los labios

Inyección de ácido hialurónico en los labios iStock

Publicidad

STORIES

El ácido hialurónico se encuentra en nuestro cuerpo de forma natural: en la piel, en los ojos, en los cartílagos... Por eso existen muchos tratamientos de belleza y de rehabilitación que utilizan este ácido constituido por cadenas de carbohidratos complejos.

Una de sus propiedades principales es retener grandes cantidades de agua, por eso, cuando nos envejecemos, y poco a poco vamos perdiendo el ácido hialurónico que tenemos de forma natural, la piel comienza a perder elasticidad, hidratación y firmeza, dando paso a las arrugas y líneas de expresión más marcadas.

Y es por este motivo que uno de los tratamientos estéticos que lleva años en auge son las inyecciones de ácido hialurónico, ya sea para remodelar el rostro, añadir volumen a los labios o, simplemente, devolverle la firmeza de una persona veinteañera.

Sin embargo, este ácido tiene muchos más usos más allá de los que se llevan a cabo en las clínicas de belleza. Te los contamos

Es cicatrizante

El ácido hialurónico resulta muy efectivo para tratar las cicatrices. Una inyección en la zona donde hubo la herida hará que se active la producción de colágeno, proteína que ayudará a que la piel se recupere de forma uniforme, sin dejar marcas.

Es un ingrediente clave de los productos cosméticos

Como habrás podido comprobar, actualmente hay muchas cremas de día y de noche y serums que contienen ácido hialurónico. Y es que su uso tópico es muy beneficioso para mantener la hidratación y aportar luminosidad de una forma inocua, ya que simplemente complementamos el que ya existe de forma natural en la dermis.

Una opción tras el parto y durante la menopausia

Estamos acostumbrados a oír hablar de infiltraciones de ácido hialurónico en rodillas, u otras articulaciones, para tratar lesiones, pero también se utiliza para recuperar la zona íntima de la mujer tras el parto y para combatir la incontinencia urinaria, reforzando los tejidos de los esfínteres.

En la menopausia también resulta útil para la sequedad vaginal. Se pide, sobre todo, cuando existen problemas para llevar a cabo las relaciones sexuales.

Se puede tomar como complemento

Además, también se puede beber o tomar en formato pastilla para combatir la fatiga, los dolores articulares y proteger el cuerpo de agentes externos como la contaminación. Esta fórmula también ayudará a tener una piel más elástica, hidratada y brillante.

Es útil para melenas estropeadas

Si eres una fanática de las planchas de pelo y todo tipo de herramientas de calor para el cabello, puedes reparar tu melena castigada con champús y mascarillas que lleven ácido hialurónico en su fórmula.

Además, actualmente existen tratamientos profesionales de peluquería que también incluyen este ingrediente, para conseguir un mejor resultado. Las keratinas actuales, por ejemplo, ya suelen llevar ácido hialurónico para que penetre en la fibra capilar y le dé un aspecto más sano.

Uso veterinario

Sí, los animales también se benefician de las propiedades "mágicas" del ácido hialurónico y desde hace varias décadas. ¡En los años 70 se hacían infiltraciones a los caballos de carreras! Actualmente, también se usa en cirugías oculares.

Novamas » Belleza

Publicidad