NovaMás » Vida

EN EL TRABAJO

¿Se puede pedir una baja laboral por el sufrimiento del síndrome de 'boreout'?

El síndrome de 'boreout' o síndrome del trabajador aburrido es motivo suficiente para pedir una baja laboral.

Publicidad

El síndrome de 'boreout' se caracteriza por las alteraciones psicológicas que produce el aburrimiento y la falta de motivación en el trabajo, derivados del descontento con la situación profesional por falta de reconocimiento o valoración, sobrecarga de trabajo, horarios incómodos, mal salario u otras circunstancias.

Este síndrome produce consecuentemente en el trabajador: baja productividad, cambios en la salud mental y emocional, estrés crónico, fatiga, dificultad para concentrarse, actitud negativa frente al trabajo o incluso problemas musculares entre muchos otros.

Forma parte de los riesgos derivados de organización y la carga de trabajo, de manera que podría ser causa de baja laboral para un trabajador, siempre y cuando a este se lo diagnostique un médico de la seguridad social.

¿Cómo se puede prevenir y evitar?

Para descubrir si el aburrimiento que se padece es solo pasajero o forma parte de esta enfermedad, se debe distinguir principalmente entre si el trabajo te hace o no sentir inútil y si te produce ansiedad. Estos síntomas no solo afectan al trabajo negativamente, sino que acaba persiguiéndote e invadiendo tu vida entera. Para evitar que esto suceda, lo primero y más importante es autoconvencerte de que el aburrimiento es algo que está generando tu mente no depende del trabajo que tengas. Incluso el trabajo de tus sueños puede causarte aburrimiento y te puede hacer sentir infravalorado.

La comunicación con el resto de trabajadores es muy importante y no debe faltar en tu día a día laboral. Las tareas monótonas y el salario precario, son causas que desmotivan enormemente al trabajador, por tanto es importante evitar estos factores que provocarán que no estés a gusto y te desanimes en el trabajo.

Para evitar este síndrome la clave está en el trabajador, de manera que siempre se debe prestar atención a las condiciones y la situación en la que se encuentre el empleado. Se deben establecer unas responsabilidades y dejar claras sus funciones y sus objetivos dentro de la empresa. Hay que actualizar frecuentemente el clima laboral, consiguiendo mejoras. Se le deben ofrecer las herramientas necesarias para poder ejercer las tareas encomendadas. Es conveniente facilitarle falibilidad horaria para su bienestar en la empresa, además de ofrecerle facilidades a modo de reuniones para establecer una buena comunicación entre los trabajadores.

...

Seguro que te interesa

Ocho razones por las que jamás debes comer en tu mesa de trabajo

Publicidad