EN RRSS

La cara tremendamente hinchada que se le quedó a Paula Gonu tras pincharse vitaminas: "No me reconocía"

Tras la publicación de unos vídeos con la cara visiblemente hinchada sin apenas poder gesticular, Paula Gonu ha querido contar la historia que le llevó a tener esa reacción facial. Según ha relatado, tras inyectarse vitaminas en su rostro la joven no siguió las recomendaciones médicas, algo que le llevó a estar durante una semana "con la cara de otra persona".

Publicidad

STORIES

"Ya tenéis la historia por aquí, ale", son las palabras con las que Paula Gonu ha dado comienzo al "story time" que sus 'personas guapas' llevaban anhelando un par de semanas. Y es que, recientemente la influencer publicaba unos vídeos en los que se le veía el rostro notablemente inflamado pero nunca aclaró qué fue lo que le ocurrió. Hasta ahora.

"Un día se me deformó la cara y me desperté viendo al espejo a una persona que no era yo. No me reconocía", ha comenzado explicando para dar paso a la historia de la que, antes que nada, ha querido hacer hincapié en que "no fue culpa del doctor al que fui" sino que fue ella quien no atendió a las recomendaciones del profesional.

"La cuestión es que fui a pincharme vitaminas en la cara, eso es algo como que te hidrata, te da luminosidad, bla bla bla. En mi caso, aparte de luminosidad bla bla bla me dio otra identidad", avanzaba la joven. Tras ello, regresó a casa y se maquilló "toda entera para grabar un 'reels', con 1000 transiciones, baile, coreografía, de todo, entonces me puse a sudar", algo que hizo que de repente empezara a notarse "la cara superabotonada, como que me pesaba, me dolía como si fuese entera un moratón y me empezó a doler la cabeza".

Por tanto, "paró de grabar el 'reels'" y, sin mirarse al espejo, comenzó a editarlo. Sin embargo, en la grabación comenzó a verse "rara": "Me vi la cara rara y dije 'bueno pues tendrás un día raro, yo qué se' pero entonces cuando ya me seguía doliendo mucho la cabeza fui al baño como a desmaquillarme para ir a ponerme el pijama y meterme en la cama y vi una cara que empezaba a no ser la mía".

La catalana decidió enviarle un vídeo al especialista y este le recomendó una crema para la inflamación: "Me la puse, me tomé un ibuprofeno y me metí en la cama". Sin embargo, al día siguiente la situación no solo es que no hubiera mejorado sino que además empeoró: "Cuando enciendo la luz del baño y me veo en el espejo, me quedo bloqueada. Porque lo que vi es esto", explica Paula adjuntando un vídeo donde se aprecia su rostro visiblemente desfigurado.

"Parezco Marujita Díaz", se le escucha decir en la grabación sin apenas poder gesticular. "Desesperada porque la cara se iba deformando todavía más conforme pasaban los minutos", la amiga de Laura Escanes tuvo que acabar tomándose "una medicación" y no fue hasta al cabo de los días cuando su rostro volvió a su ser: "Duré como una semana con la cara de otra persona".

Antes de finalizar su historia, Paula Gonu no ha dudado en lanzar un consejo con el fin de evitar que otros tengan que atravesar la misma situación: "Jamás os pinchéis vitaminas en la cara y os pongáis a hacer ejercicio, bailar, mientras estáis maquilladas si no queréis que os pase lo que me pasó a mí".

Novamas » Gente

Publicidad