ENTRANTE GOURMET

Tulipas de filo y pisto: un aperitivo navideño

Hacer elaboraciones ricas, que queden vistosas y, además, que sean sencillas para el pica-pica de Navidad dejará de ser un problema. Hoy compartimos una idea estupenda para que quedes como todo un chef durante estas fechas: tulipas de filo y pisto, un aperitivo que se dice con cualquier principal.

Tulipa de pasta de filo rellena

Tulipa de pasta de filo rellena Gtres

Publicidad

STORIES

Si llevas tiempo pensando en el menú navideño y no sabes qué aperitivo servir para que tus comensales queden satisfechos porque todas las recetas que encuentras en los libros de cocina o en las revistas que te regalan en el supermercado son demasiado elaboradas, tienen ingredientes excesivamente caros o simplemente no te acaban de encajar, este artículo es para ti.

Una de las ideas que desde NovaMás te proponemos para que sirvas a tus seres queridos durante estas fechas son las tulipas de filo y pisto, un entrante de verduras que seguro que les gusta a grandes y a pequeños, que puedes combinar con cualquier otro entrante y, además, se dice a la perfección con el plato principal que tengas pensado.

No te pierdas ningún detalle del proceso de elaboración y te sorprenderá lo fácil que te resulta quedar como un chef estas navidades. ¡Sigue leyendo!

Receta de tulipas de filo y pisto

Ingredientes:

  • 1 paquete de pasta filo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 pimiento verde
  • 1 calabacín
  • 1 berenjena
  • 200 ml de tomate natural triturado
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 1 huevo
  • 4 huevos de codorniz
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita de sal

Modo de elaboración:

1. Pelamos y picamos bien pequeña la cebolla y el ajo y los colocamos en una cazuela mediana con una cucharada de aceite de oliva virgen extra a fuego lento para que se dore la cebolla y no se queme el ajo.

2. Mientras tanto, cortamos en brunoise -a dado pequeños-, la berenjena, el calabacín y los pimientos y lo añadimos todo a la cazuela. Salpimentamos.

3. Agregamos la ramita de tomillo -que habremos picado con anterioridad- y dejamos rehogar 5 minutos más.

4. Incorporamos el tomate natural triturado y rectificamos de sal y pimienta si así lo consideramos. Dejamos cocer todas las verduras durante 20 minutos a fuego lento.

5. Entretanto, preparamos las tulipas. Sacamos las láminas de pasta filo y las cortamos en cuadrados iguales. Cascamos un huevo, lo batimos y con un pincel pintamos de huevo un lado de cada una de las hojas.

6. Colocamos 4 trozos sobre un molde de manera que las puntas sobresalgan y quede como una flor y pincelamos el interior con un poco de AOVE. Las introducimos en el horno -previamente precalentado a 180 ºC- durante 10 minutos.

7. Durante este tiempo el pisto ya estará listo, así que podemos preparar a la plancha los huevos de codorniz y cuando saquemos las tulipas del horno y se enfríen ya tendremos la 'mise en place' preparada para emplatar.

8. En cada tulipa ponemos una cucharada de pisto y coronamos con un huevo de codorniz.

Cómo hacer la forma de flor con la pasta filo

La manera más práctica para que las láminas de pasta filo te queden como una flor es utilizando un molde para madalenas, por ejemplo. Si dispones de una bandeja de silicona de ese estilo, solo deberás colocar las hojas de pasta filo en cada uno de los espacios. Este material te facilitará extraer cada una de las flores de modo sencillo.

No obstante, si solo dispones de moldes metálicos independientes, puedes conseguir el mismo efecto colocándolos sobre un papel de horno y engrasándolos bien con aceite o mantequilla para que la pasta filo no se quede adherida al molde. Debes tener también mucho cuidado al desmoldar para que no se rompan.

Novamas » Cocina

Publicidad