CONTROLA EL PH DE TU PIEL

¿Tenemos que enjabonarnos todo el cuerpo si nos duchamos cada día?

Si eres de la clase de personas que se ducha cada día, se enjabona todo el cuerpo, se lava la cabeza y después se recubre cada centímetro de piel de crema hidratante, este artículo te interesa. Es probable que cambiar alguna rutina de belleza favorezca el estado de tu piel.

Publicidad

Hace años que desde bien pequeños hemos abrazado la rutina de la ducha diaria. En realidad, hay dos tipos de personas, las que prefieren una ducha matutina y las que no conciben irse a dormir sin pasar por la ducha.

No se puede negar que después de parar el despertador, meterse grogui bajo el grifo ayuda a comenzar el día de otra manera, porque te dedicas un tiempo de cuidados para ti.

Aunque si pasas por la ducha al llegar a casa, un baño al anochecer te ayuda a desconectar del estrés diario, relajarte, conectar contigo misma y entrar en un estado de letargo para conciliar mejor el sueño.

Sea como sea, es posible que te asalten algunas dudas con respecto a la rutina diaria, ¿Es perjudicial ducharse todos los días? ¿Pasa algo si me lavo el pelo a diario? ¿Tengo que utilizar un jabón específico para respetar el PH de mi piel? ¿Cada vez que me ducho tengo que cubrir mi cuerpo con crema hidratante? En este artículo queremos despejar todas estas preguntas.

Enjabonarse todo el cuerpo a diario: sí o no

Sí, podemos ducharnos a diario, aunque no es imprescindible. Esa es una de las conclusiones de higiene básica que ha cambiado en los últimos tiempos. Aunque tengamos establecida la rutina de la ducha diaria, nuestro cuerpo no necesita ser lavado a diario.

Como el Doctor Ramon Grimalt, licenciado en Medicina y Cirugía, especializado en Dermatología, comenta en un vídeo que ha publicado en sus redes sociales, aunque nos duchemos a diario, no es necesario enjabonar todas las partes del cuerpo porque "perdemos la grasa natural de la piel" y en 24 horas no fabricamos la suficiente grasa corporal como para que necesite desengrasarlo de nuevo, por eso muchas veces debemos aplicarnos cremas para recuperar el nivel de hidratación de la piel.

En su publicación, el dermatólogo explica que podemos limitar el uso del jabón a 5 zonas del cuerpo que necesiten de una higiene más profunda, para eliminar residuos y olores no deseados: los genitales, los pies, la zona interglútea, las axilas y el cabello.

Cuidado con la flora genital

Lavar la zona genital de forma diaria con cualquier jabón tampoco es una práctica recomendada por la comunidad médica. Lo más aconsejable es utilizar solo agua en la mucosa -labios mayores, labios menores, clítoris y entrada de la vagina- y, en el caso de tener la necesidad de utilizar jabón, ya sea porque tengamos mucho flujo vaginal o la menstruación, lo mejor es utilizar un jabón específico para la zona que tenga un PH neutro y sea lo más respetuoso posible con la flora genital.

Protege tu cuero cabelludo

La suciedad y el exceso de grasa afectan directamente a la salud de nuestro cuero cabelludo. No es necesario lavar tu melena de forma diaria -los especialistas capilares recomiendan lavar el pelo una vez cada tres días-, pero esta rutina depende de las necesidades de cada persona.

Lavar correctamente el cuero cabelludo evita que se acumule la suciedad y que las impurezas tapen los poros de donde se nutren los folículos pilosos, provocando que el cabello se vuelva más frágil y quebradizo.

La mejor elección para lavarte el cabello es hacerlo con un champú lo más natural posible, que respete el PH de tu cuero cabelludo y de tu pelo, y aplicarlo con un suave masaje para fomentar la circulación de la sangre y eliminar las sustancias que se adhieren al cabello desde la raíz.

Novamas » Belleza

Publicidad