AL NATURAL

Adiós a las uñas largas: 2023 arranca con el regreso de la uña más corta, más cómoda y más discreta

Las uñas todoterreno serán las protagonistas. Así se ha constatado y así será. La elegancia, la naturalidad y la sutileza impregnarán nuestros dedos este 2023 con tonalidades de lo más delicadas, perfectas para cualquier ocasión.

Manicura de uñas redondeadas y pintadas de color rosa claro

Manicura de uñas redondeadas y pintadas de color rosa claro Pexels

Publicidad

STORIES

Tras las uñas llamativas que la mayoría hemos lucido durante las fiestas, llega el momento de pasar por nuestro salón de belleza para buscar un estilo más sutil. Las tendencias que marcarán la temporada invernal de este nuevo año empiezan a llegar y una de las primeras novedades es el gran cambio que se da precisamente en los dedos.

Tan solo una pista: las características uñas largas llamativas que solía llevar Rosalía - porque ni ella las luce ya- son ahora la antítesis de la tendencia que arrasará, al menos, los próximos meses. Ni las uñas recargadas ni las kilométricas se llevan, empezamos el invierno con un estilo sobrio pero de lo más estiloso.

Minimalistas, con diseños muy discretos, cortas y de tonos que pasan desapercibidos. Los centros estéticos se hartarán de pintar naturalidad y finura en las uñas de sus clientas, la forma perfecta de empezar el año con una apuesta segura.

Qué uñas son tendencia en 2023

Medidas cortas

A pesar de que en los últimos años las manicuras de gel y las manicuras acrílicas han hecho que muchas de nosotras optemos por longitudes anormales, parece ser que esta moda se ha acabado. La comodidad absoluta llega apostando por una medida de uña más corta, con la que no tendremos inconvenientes a la hora de teclear con el ordenador o de ponernos las lentillas, por ejemplo. Además, esto nos permitirá disfrutar de uñas más duras, sanas y sin roturas por más tiempo.

Decoraciones minimalistas

Dentro de la sutileza, no todo serán manicuras monocolores. Es cierto que este estilo reinará más que otros al ser el perfecto sinónimo de sencillez, pero eso no quiere decir que olvidemos los estampados. De hecho, las francesas también se consumirán mucho.

No hablamos de la clásica manicura francesa, pues este último año hemos podido ver que hemos subido un escalón, atreviéndonos con francesas coloridas e invertidas, algo que se llevará, sobre todo, si se combina con las tonalidades del momento. Aun así, aplicar toques brillantes con pequeñas piedras o esmaltes será una gran alternativa, aunque te animamos a innovar para sacar provecho a estos pequeños huecos.

Por otro lado, también se decorarán las uñas con estampados con fondos neutros y dibujos sencillos y cucos, como pequeñas flores. Las formas también se encuentran dentro del catálogo, especialmente las combinaciones con puntos o rayas muy rectas.

Tonalidades naturales

Sin duda, los colores que más luciremos serán los tonos tierra, marrones y nude. Estos últimos en especial al permitirnos llevar las uñas arregladas, con un toque de color pero nada llamativas. También se suma el rosa perlado, que se mantendrá en esa discreción. De hecho, María Pombo ha apostado por este color y lo ha combinado con estrellas doradas con purpurina.

Por otro lado, -y a pesar de que destacan-, los tonos rojizos y rosas fucsias que tantos meses llevan con nosotras aún se quedarán durante un tiempo. Y siguiendo los pasos de la manicura glazed, otra de las texturas que triunfará será la metalizada. Si los combinas bien, le darán un toque de alegría a la manicura y a tus looks más apagados de invierno, aunque no los uses en exceso si no quieres salir de la tendencia.

Novamas » Belleza

Publicidad