Liopardo » Norcoreano

@NORCOREANO

El juchetarianismo de Alberto Garzón

Norcoreano habla sobre plan de Alberto Garzón para reducir el consumo de carne.

Alberto Garzón

EFE Alberto Garzón

Publicidad

El Ministro de Consumo español, Alberto Garzón, ha anunciado su plan #MenosCarneEsMásVida para reducir el consumo de carne en la dieta de los españoles. No es algo nuevo, es un plan que otros comunistas del mundo venimos pregonando hace décadas. Stalin, uno de los primeros flexitarianos, aplicó una dieta baja en carnes y en calorías en general en Ucrania alcanzando con éxito su objetivo: reducir drásticamente el número de ucranianos en Ucrania, lo hizo en más de un millón. Los ucranianos tienen una palabra para describir este acontecimiento: Holodomor, significa ‘matar de hambre’.

En Corea del Norte ya advertimos de los peligros de las gratas saturadas hace años cuando reducimos un 99% la carne de la dieta, y lo hicimos a través de la cartilla del racionamiento, algo así como el autoritarismo del nutricionismo. Todas las religiones predican la moderación alimenticia como algo espiritual. El cristianismo tiene la vigilia que prohíbe comer carne los viernes previos a la Semana Santa.

Los musulmanes tienen el Ramadán, en el que todo alimento está prohibido mientras haya luz del día. Algunos hindúes entendían el ayuno como una forma de purga espiritual para eliminar toxinas y malos espíritus. En Corea tenemos el juchetarianismo, una doctrina que alaba la abstinencia nutritiva como una virtud y que limita el consumo de carne a 2 kilos por año y únicamente de mamíferos placentarios: hámsters, liebres y ardillas de monte.

Está claro que Garzón se ha inspirado en el juchetarianismo para su plan y no es la primera vez que nos copian políticas un Gobierno español. Lo hicieron con la Ley Mordaza y con el Estado de Alarma que prohibió todos los eventos culturales. Señor Garzón, deje de aculturizarnos y céntrese en crear sus propias políticas. Siga poniéndole pegatinas a los Choco Krispis y deje el juchetanismo para los juchetarianos.

Publicidad