Liopardo » Ni de coña

ESTADOS UNIDOS

Una joven de 11 años compra una caravana con sus ahorros y la convierte en una vivienda de lujo

La niña invirtió el dinero cuyos padres tenían guardado para campamentos.

Caravana [archivo]

Pixabay Caravana [archivo]

Publicidad

Lauren Nelson tiene 11 años y a tan corta edad ha sorprendido al mundo pues ha sabido invertir sus pequeños ahorros para comprar una caravana en pésimas condiciones y convertirla en una casa de lujo.

La joven de Attica, Nueva York (Estados Unidos), quería un espacio propio, un refugio sólo para ella. Al principio, pensaron en una casita de madera en el jardín, pero implicaba un alto coste ya que era necesaria madera que resistiera a la intemperie, así que se descartó el plan.

La segunda opción era una caravana, de la marca American Girll Doll Toys. Según contó Aimee, la madre de Lauren, el precio era bastante elevado, y por esa cantidad era más rentable la compra de una caravana de verdad: "Nos mostraron una que tenía un diseño similar al de un motorhome. Pero salía a 650 dólares y mi marido protestó y le dijo que por ese dinero se podría comprar una caravana de verdad y no una de juguete".

Entonces, Lauren contó todo el dinero que tenía ahorrado y se dio cuenta de que tenía suficiente cantidad como para permitirse su propia caravana. Y ahí empezó todo: "Tenía un sobre donde guardaba todo mi dinero de cumpleaños y navidad, y junté todo eso, y con eso compré la caravana": Explicaba la niña en una entrevista para el medio 'WKBW'.

Todo fue muy rápido ya que, casualmente, uno de sus vecinos quería vender su antigua caravana, una vieja Sunline Sunray de 1988. En un principio, el hombre pedía 500 dólares por ella, pero la joven consiguió regatearle y accedió a venderla por 400. "No fue muy difícil. Él medio 500 dólares y yo le respondí 400 porque ese era el dinero que tenía en mi cuenta bancaria".

Lauren empezó a sacar de la caravana las cosas viejas que habían quedado del dueño anterior, y a limpiarla por completo, pese a que había muchísimo trabajo por hacer. Incluso encontró una familia de ratones viviendo en ella.

Las ventanas tenían goteras, de modo que su padre las reparó. Los colchones y almohadas también necesitaban una limpieza a fondo, así que los lavaron y los secaron al sol. En cuanto el nuevo refugio de la joven quedó limpio y arreglado, comenzaron a pensar en la decoración. Lauren pretende ser diseñadora de interiores en un futuro, así que, para ella, el trabajo fue lo más parecido a unas "prácticas".

Desgraciadamente, la joven se quedó sin presupuesto para continuar con la reforma. De modo que su madre decidió colaborar, y aprovechando que la niña no había podido ir al campamento de verano, invirtió el dinero que tenía guardado para ella en la renovación de la caravana.

Tras dos meses de duro trabajo, la niña no sólo tiene un refugio, sino que ahora tiene su propia casa. "Si estás buscando tener grandes planes en el futuro, debes salir y hacerlo", dice la jove, quien se ha convertido en una inspiración para muchos. Las fotografías del resultado final puedes verlas aquí.

VER MÁS: Adolescente salva a una familia de ardillas

Publicidad