Una turista fue detenida por usar un bikini demasiado pequeño en una playa en Filipinas. Lin Tzu Ting, de 26 años, estaba de vacaciones con su novio, ambos de Taiwán, cuando decidió ponerse el bikini en la popular isla de Boracay.

El personal del hotel le advirtió que se cambiara de ropa cuando la vieron ir a la playa, pero ella los ignoró. La joven llevaba el mismo bikini blanco al día siguiente, caminando por la arena de la mano de su pareja.

"La gerencia del hotel les dijo que no lo hicieran, pero dijeron que era una forma de arte", aseguró Natividad Bernardino, jefe del Boracay Inter-Agency Management and Rehabilitation Group (BIAMRG) en una entrevista telefónica con CNN.

Varias personas sorprendidas llamaron a la policía que llegó y arrestó a Lin. Le obligaron a ponerse pantalones cortos y una camiseta antes de meterla en un vehículo policial y llevarla a la estación.

Por su parte un portavoz de la policía aseguró que, además de ser detenida, la mujer recibió una multa de 48,40 dólares por llevar ese bikini que él calificó de "erótico". Pincha en el vídeo para ver las fotos del polémico y pequeñísimo bikini.

VER MÁS: ¡Pillados!