Liopardo » Memes

VISTO EN INSTAGRAM

Guerra de propinas: Un empresario deja casi 5.000 euros en un restaurante de Marbella

El consumidor publicó la cuenta en Instagram, en la misma mesa en la que otro cliente del restaurante había publicado el precio de su cena hacía unas semanas.

@preico_juridicos [Instagram]

instagram.com/preico_juridicos @preico_juridicos [Instagram]

Publicidad

Recapitulemos: hace unas semanas, Enrique Moris , trader y usuario de Twitter, se hizo viral tras compartir la cuenta de una cena en un restaurante de hamburguesas en Marbella. El problema versaba en que, tras haber pagado 4000 euros por la cena, se había negado a dar una propina de 372 euros.

La publicación corrió como la pólvora y se difundió hasta en medios internacionales. Recientemente, un ejecutivo y usuario de Instagram y conocido del cliente anterior, Raúl Castañeda, decidió acudir al mismo restaurante en el que ocurrieron los hechos y pagar una propina voluntaria de más de 4000 euros, equivalente al precio de la conflictiva cuenta de Enrique Moris. El motivo fue porque quería mostrar respeto hacia los camareros que, según él, no pueden dar una atención mejor, y recriminando el gesto del trader, alegando que pretendía presumir de su dinero.

"Toma nota ¡, con el mismo importe que presumiste en pagar una comida yo lo hago dejándolo de propina a los mismos camareros que te cabreaste (por cierto muy buen servicio)", publicó en su cuenta de Instagram junto a la foto de su cuenta que, junto a la propina, ascendía a 8179 euros.

La publicación casi alcanza los10 mil likes, cientos de usuarios han aplaudido su gesto y otros tantos han bromeado sobre la alegría que se debieron de llevar los camareros al recibir tantos ceros de propina.

Ya anteriormente, Raúl había publicado un vídeo en su Instagram, en el que, dirigiéndose directamente a Enrique Moris, recriminaba su actitud, defendiendo a la hostelería, al buen servicio del local y a su falta de respeto por querer presumir de cuenta en su red social. "¿4.000 euros por comer y aún te quejas? Espero que rectifiques y lo elimines", escribió junto al vídeo, y agradeciendo al local en cuestión y a todo el servicio del restaurante "por los grandes momentos que he vivido y viviré".

Con lo que seguramente nadie contaba es con un vídeo que, dos días después del anterior, Enrique Moris compartió en su cuenta de Instagram, explicando la polémica que se había generado con la ahora célebre cuenta. El joven, de 18 años, explicó la situación en el restaurante, donde confesó que sí había dejado propina, pero además contó cómo hizo que, a través de una estrategia de marketing, el tuit, sin tener apenas seguidores, corriera como la pólvora hasta tal punto que llegara a medios internacionales y el tuit superara las 11 millones de visualizaciones.

Según afirma en el vídeo, gracias a esa publicación, sus seguidores están aumentando considerablemente día a día en sus redes, incluso casi un mes después de la polémica.

VER MÁS: ¡Devora 50 tacos en una hora!

Publicidad