El cuarto capítulo de 'Toy boy' ha estado cargado de emoción e intriga. Macarena negó ser la autora del mensaje con el que intentaron incriminar a Hugo en el asesinato de Philip. Aunque él decidió creerla, sus amigos no lo tienen tan claro y le dedicaron unas duras palabras, advirtiéndole sobre el peligro.

Por otra parte, Hugo y Triana no pudieron contener la pasión y protagonizaron un ardiente encuentro en casa de la abogada.

Sin embargo, su relación volvió a torcerse cuando Hugo confesó a Triana que, la noche del asesinato de Philip, no estuvo en todo momento en el Inferno.

Andrea y Jairo tampoco están pasando por su mejor momento. El hijo de Macarena no quiere ver a su amigo. Además, su complicada situación familiar provocó que, durante un interrogatorio, intentara quitarse la vida con la pistola de Zapata.

Además, una terrible traición de Claudia hace que Hugo vuelva a estar en el punto de mira por el asesinato de Philip. La chica le ha dado a Zapata las grabaciones que muestran que, en las horas claves, el 'toy boy' no estaba en el Inferno. Hugo decide huir y sus amigos preparan un sensual baile para ayudarle a escapar. ¿Evitará ser detenido?