Zapata continúa con el chantaje a la cuñada de Iván. Claudia ha robado el disco duro del Inferno con las grabaciones de las cámaras con las que el Inspector podría inculpar a Hugo Beltrán en la muerte de Philip Norman por si tuviera que utilizarlas.

Zapata irrumpe en el Inferno con una orden de registro y descubre que han quitado las cámaras de seguridad: "¡Ponedlo todo patas arriba, vamos!". Claudia, asustada y con miedo de que encuentren la cocaína, traiciona a su cuñado Iván entregándole las grabaciones al inspector.

Pero Claudia le cuenta a Iván una versión totalmente diferente para protegerse. ¿Cómo saldrán de esta los 'toy boy'?