Los cinco pilares que Magdalena debería seguir para convertirse al Islam

Publicidad

ADÉNTRATE EN 1921

Las curiosidades del penúltimo capítulo de 'Tiempos de guerra'

Nos colamos en la grabación de la penúltima entrega de 'Tiempos de guerra' para descubrir los secretos del rodaje. La trama del capítulo, es el vivo reflejo de los duros momentos que se vivían en aquella época en Melilla donde la gente trataba de huir al entrar en pánico. Hablamos con descendientes de familias dedicadas a la milicia, descubrimos cómo es grabar con un bebé en pleno set, te contamos cuál era la única vía para separarse en los años 20 y vemos como el orden de las secuencias no es el mismo que el de grabación. Estas son algunas de las curiosidades que no te puedes perder. ¡Adéntrate en la historia!

| Madrid
| 14.12.2017 09:52

¿Sabes cuál era la única opción para separarse en los años 20?

El repudio era la única opción para anular el matrimonio en los años 20. En el caso de Luis y Raquel, si él llegara a demostrar que el hijo que espera es fruto de una infidelidad, la Iglesia no tendría más que anular su matrimonio, dejando así a Raquel repudiada y con hijo ilegítimo.

Los cinco pilares del Islam que Magdalena debería seguir para convertirse

A lo largo de la historia numerosos rostros conocidos se han convertido al Islam, como Muhammad Ali o Mike Tyson. En 'Tiempos de Guerra' el amor de Magdalena es tan fuerte que la protagonista se plantea dar el paso pero para ello debería conocer los ritos que tendría que seguir.

La bisnieta del general Picasso desvela sus secretos de la Guerra de Marruecos

Una de las descendientes del general Juan Picasso relata los recuerdos más sorprendentes de su familiar, como los meses de trabajo que estuvo en la guerra, las responsabilidades que tenía y la presión que recibió. El general escribió el Expediente Picasso donde analizó las consecuencias de una fatídica guerra.

La sociedad en 1921 no era flexible con las rupturas de parejas

En la primera mitad del siglo XX romper un compromiso era dejar marcada a una persona para siempre. La sociedad no era flexible con ello y todo se complicaba más si sumamos como motivo una infidelidad, como ocurre con Fidel y Julia. En ellos podemos ver la desigualdad que existía entre hombres y mujeres, así como los daños colaterales al dejar entredicho la autoridad del coronel Márquez.

Los secretos del despacho de Carmen Angoloti de la mano de su protagonista

Alicia Borrachero nos descubre los detalles y curiosidades de su despacho, en el que guarda cientos de recuerdos como fotos de las damas enfermeras y de la Reina Victoria Eugenia. Todo ello recreado y cuidado a la perfección por el equipo de 'Tiempos de Guerra'.

¿Cómo es rodar con un bebé?

En el capítulo 12 de 'Tiempos de Guerra' el actor sietemesino roba el protagonismo a todo el elenco. En la serie no hay ni trampa ni cartón, el bebe es real y el rodaje con él fue todo un lujo. ¡Así fue su debut en la pequeña pantalla!

Los horrores y peligros de una guerra química

La fabricación y uso de armas químicas en la guerra estaban prohibidas pero el ejército español empleó un componente para combatir contra los rifeños. Esta sustancia era símbolo de innovación en la guerra y era conocido por todos como "gas mostaza". Sus efectos eran terribles para el hombre.

El libro de Milicia, recuerdo y orgullo de los soldados de la guerra

En la guerra había mucha tradición familiar con la militancia, un claro ejemplo es la familia Esteban-Valdés. Los descendientes de los militares recuerdan, con el libro de Milicia en mano, las historias de sus antepasados como el caos en la ciudad de Melilla después del Desastre de Annual.

Nos adentramos en la sastrería que viste a 'Tiempos de Guerra'

El vestuario de 'Tiempos de Guerra' está cuidado hasta el más mínimo detalle. El equipo de sastrería se encarga de confeccionar la ropa recreando el estilismo original del siglo XX: uniformes, retoques, chilabas...

El tabaco en 1920 era símbolo de elegancia y sofisticación

Médicos, militares, damas, señoritas... A principios del siglo XX el tabaco era símbolo de elegancia, jugaba un papel muy importante en la sociedad y fumar era algo placentero. La escasez de cigarrillos puso en auge el contrabando pero a un módico precio, por 50-60 céntimos de peseta: 1600% menos que el precio actual.