Daniel Grao es Juan

Publicidad

DANIEL GRAO ES...

Juan Prados

María desapareció y Juan se dio a la bebida. Enrique le había ganado la partida y decidió unirse a él. Desde entonces le estima más que a su propio hijo y le tiene la máxima confianza. Juan es un filón de oro, con esa cara de bueno, no hay quien no se ponga en sus manos.

Juan Prados es un joven atractivo de poco más de cuarenta años, de origen humilde.

Estudió a fondo el tema de los niños adoptados ilegalmente y otros episodios oscuros del tardofranquismo porque él sufrió en propias carnes algo similar: nació en 1969 en una prisión para mujeres.

Áurea, su madre fue condenada por repartir octavillas y propaganda subversiva en la Universidad Complutense. Fue arrestada y condenada a dos años. Estaba embarazada y dio a luz en la cárcel.

Al conocer a María el flechazo fue casi instantáneo. María encuentró en Juan a alguien íntegro, humilde, con un gran sentido de la justicia social.

Pero la aparición de Amparo, la hermana melliza de María, cambió drásticamente la situación. Amparo se comportó con él de manera afectiva, próxima, solícita. Y a partir de que conoce a Amparo, la relación con María empeoró ligeramente.