En el primer episodio…

La primera entrega, titulada 'Un estudio en rosa', arranca con la aparición de una mujer que yace muerta, en lo que parece el cuarto de una serie de suicidios que aparentemente imposibles. El inspector Lestrade es el mejor de Scotland Yard pero sabe que sólo hay un hombre que puede ayudarle. En otro lugar de Londres, un héroe de guerra, inválido, regresa a casa desde Afganistán y conoce a un genio extraño pero carismático que está buscando un compañero de piso: el Dr. Watson y Sherlock Holmes se reúnen por primera vez.