En líneas generales, Marta siempre ha sido una chica divertida, con sentido del humor y la favorita de sus amigas. Tiene encanto y todo el mundo sabe verlo. Es esa niña que es lo suficientemente responsable para agradar a la profe y lo suficientemente irresponsable para ser amiga de los malos de la clase.

Marta estudió una carrera, a continuación un máster, después las prácticas en Italia y finalmente, montó su propia boutique. Todo sin sobresaltos y planificado hasta el extremo.

Mientras tanto, siempre con novio, uno que no molestase mucho pero que respondiera a sus necesidades en cada momento. No sabe lo que es la ansiedad en el amor pues siempre ha tenido pareja estable como un elemento más de su plan de vida. Sin embargo, probablemente nunca haya estado enamorada y ahora, quiere descubrirlo.