Javi es el único que puede ver y hablar con ella. Se empeñará en negar que existe y no querrá saber ni su nombre. La llamará siempre ‘Niña’ para no cogerle cariño.

Ella es una niña muy adulta y resuelta, pero a la vez una gran manipuladora. Se parece al personaje de Marta: impaciente, mandona y algo caprichosa. Le dice las cosas con mucha ironía. Tiene la obsesión de encontrar a la madre perfecta.