Entre Marta y él han creado una boutique, ‘Marta & Giovanni’, en la que venden sus diseños de vestidos de novia.

Giovanni se ha montado el personaje al completo, tiene la clase, el acento y hasta hace en casa su propia pasta. Es un gay muy poco convencional y no tiene ningún problema con su sexualidad. No oculta su pluma pero entiende las relaciones de manera muy tradicional.