Elisa es piloto de una aerolínea low-cost. Tiene pensado cambiar de compañía, no por las condiciones laborales, sino porque en la que está ya no queda ningún hombre con el que haya estado.

Elisa se muestra encantada con la decisión de Marta de ser madre y buscar un hombre ideal. Ella jamás lo haría, pero le parece muy divertido poder vivirlo a través de su amiga sin tener que mojarse ella.