Miriam es la propietaria casi única de la universidad. Es madre de Daniel Becker y de Javier, hijo de una relación previa a su matrimonio con Rafael Bécker, del que ha enviudado hace pocos años.

Es una mujer distinguida, rigurosa, culta y preocupada por el prestigio de su familia y de su universidad. Miriam viene de una familia adinerada de la izquierda intelectual, y su matrimonio con Rafael Bécker colmó sus más altas ambiciones, pero tuvo que pagar un duro peaje que él le impuso: mantener a su primer hijo, Javier, apartado de la familia. Miriam aceptó esto, y ha vivido soportando el dolor y culpa. Su flaqueza son sus dos hijos: quiere gobernar la carrera de Daniel, contra los deseos de éste, y recomponer la relación con Javier, que está totalmente rota.