Es un viudo precavido, tranquilo y muy comprensivo en el ámbito laboral. Kapoor se involucra tanto en el hospital, que no se da cuenta que en su vida personal existe una gran brecha entre él y su hijo Rohan. Siendo casi un padre ausente, es muy estricto e ignora cómo se siente su hijo. Además le es muy difícil aceptar que Rohan es un adicto en recuperación. Tendrá que trabajar en su relación familiar y en la confianza hacia su hijo.