Publicidad

Mientras, Andrés intenta que Ángela se acostumbre a su nueva vida como señora y copropietaria del Gran Hotel. Pero, para una mujer que lleva toda una vida sirviendo a los demás, aceptar su posición no será fácil y menos con Belén al lado. La esposa de Andrés, recelosa, no acepta que su marido se vuelque en su madre. Lo que no sabe es que eso puede llevar a Andrés a descubrir la verdad que tanto oculta.

Quién ha descubierto la verdad sobre su matrimonio es Alfredo. Incapaz de perdonar a Sofía, el que fuera marqués decide que poner tierra de por medio. Pero en esta ocasión, solo hay una forma de hacerlo: Sofía tendrá que marcharse del hotel para siempre.

Por su parte, Javier ha demostrado la locura de Laura y está a un paso de la nulidad matrimonial. Sin embargo, la madre de Laura no está dispuesta a permitirlo y le ofrece un trato a Teresa que no puede rechazar: la dote para comprar el hotel a cambio de que no se anule el matrimonio. Pero Javier que ha llegado tan lejos no va a dejar las cosas se queden así.