Hipólito es el único hijo, un tanto tardío, del matrimonio Mirañar. Le gusta Emilia (Sandra Cervera) desde que era un chiquillo y es amigo de Alfonso y de Ramiro Castañeda.

Sus padres no saben qué hacer con él porque su tendencia innata a meter la pata le inhabilita hasta para echar una mano en el ultramarinos. Pero Hipólito tiene claro hacia dónde desea encaminar su futuro: quiere suceder a su padre como alcalde de Puente Viejo.