Ignacio Solozábal forma parte de una familia de empresarios industriales originarios de Vizcaya, que poseen un gran número de empresas dedicadas a la fabricación de todo tipo de objetos relacionados con el acero y sus derivados.

Hace unos años, tras la trágica desaparición de muchas de las tierras de cultivo de Puente Viejo bajo las aguas del embalse, se instaló en la localidad una de las industrias del Grupo Solozábal y no fue otro sino don Ignacio quien la familia envió para dirigirla. Para vivir, compró a buen precio una mansión llamada la Casona que ha convertido en el hogar para su familia.