La historia de Elsa e Isaac comenzó cuando una joven de buena familia se enamoró de un carpintero puenteviejino. Lo suyo fue amor a primera vista, pero no gustó a todo el mundo. El hermano de Elsa se oponía a que estuvieran juntos.

El día de su boda, el hermano de la joven ideó un malvado plan para impedirla ayudado por la criada de Elsa, Antolina. En la iglesia hubo un tiroteo en el que hirieron a Isaac y simularon la muerte de la chica, que realmente fue secuestrada por Jesús.

Antolina, que siempre había estado enamorada en secreto de Isaac, aprovechó el momento para seducirle. Pero cuando descubrió que Elsa estaba viva, todo cambió. Sin embargo, Antolina no podía soportar la idea de perderle. La joven comenzó ahí una red de mentiras e incluso trató de quitarle la vida a la que un día fue su amiga.

Antolina también fingió un embarazo de Isaac, que tuvo que casarse con ella para asumir su responsabilidad. Pero el chico seguía enamorado de Elsa, que intentó, sin éxito, parar la boda demostrando que Antolina ayudó a su hermano a planear el tiroteo de su enlace.

Con Isaac como un hombre casado, Elsa intentó rehacer su vida con Álvaro, un doctor que resultó ser un estafador y le quitó todo su dinero. Aunque dejó a Elsa plantada el día de su boda, después le hizo uno de los mejores regalos de su vida. Reveló a Isaac que todo lo relativo al embarazo de Antolina era falso.

Antolina nunca estuvo embarazada de Isaac, sino de un hombre de un pueblo cercano. Además, fue ella la que provocó el aborto después de conocer que su hijo podría nacer con una terrible enfermedad.

Ese fue el principio del fin para Antolina. Su malvado plan se fue derrumbando y ella enloqueció tanto que incluso quiso matar a Isaac. Pero fue finalmente ella la que murió al caer por un barranco. Elsa e Isaac tenían ya vía libre para vivir su amor.

A pesar de unas dudas de última hora, Elsa y su enamorado podrán por fin darse el 'sí, quiero'. Un final de cuento para una pareja que se merece más que nadie ser feliz. ¡Enhorabuena tortolitos!