Las vidas de Gonzalo y Don Berengario serían diferentes si no hubiese estado Don Anselmo a su lado

No hay nadie en Puente Viejo que no sienta cariño y admiración por Don Anselmo, el personaje interpretado por Mario Martín.

El querido sacerdote siempre ha cuidado de todos los puenteviejunos y ha tratado de ayudar a todo aquel que ha buscado su ayuda.

Gonzalo Valbuena, quien fuera su pupilo, y Don Berengario, amigo de toda la vida, ha sido dos de los protagonistas que han contado con él como confidente y consejero sentimental.

Gonzalo se enamoró de María y gracias a Don Anselmo colgó los hábitos para vivir su historia de amor libremente.

Por su parte, desde que Marina volviera a aparecer en su vida, Don Berengario no ha dudado de sus sentimientos hacia ella pero su profesión les separa. Sin embargo, Don Anselmo no dudará en animar a su amigo a que emprenda una vida junto a su amada.