Pablo y Carolina se han visto en el desván de La Casona para hablar sobre la decisión que Don Ignacio ha tomado y que les afecta a ambos. Ninguno de los dos quiere que esa relación termine y Carolina trata de convencer a Pablo de que deben huir juntos y continuar con su vida en otro lugar.

El joven del que Carolina está enamorada se muestra muy feliz por todo lo que ha vivido junto a ella y su familia. Él está dispuesto a acatar las órdenes que Ignacio Solozábal ha dictado para su relación. “Pensemos que esto no es un adiós, sino un simple hasta luego”, afirma Carolina. El amor entre ambos parece ser más fuerte que cualquier decisión que no respete sus sentimientos. ¿Hasta dónde llegarán por seguir con su relación?