Alicia y Matías se reunían en su lugar secreto para aclarar algunos temas que han ocurrido en los últimos días. El joven ha entregado a Alicia unas cartas que debe leer y hacer que desaparezcan por completo. Se trata de redadas y directrices sindicales de todo el país que no han salido en los periódicos.

Alicia, aprovechando que se encontraban a solas, ha querido hacerle ver a Matías sus ganas de pasar un momento íntimo junto a él. Sin embargo, el joven se muestra reacio a volver a fallarle a su familia y seguir engañando a Marcela de esa forma. Para evadir el tema, Matías le ha entregado unos quehaceres a Alicia.

Recordando la conversación que tuvo con Marcela sobre la posibilidad de reconciliarse y volver a ser la familia que eran, Matías trata de dejarle claro a Alicia que su relación se ha terminado. ¿Volverá a caer a pesar de que parece que tiene claras cuáles son sus prioridades? Siendo consciente de ese distanciamiento, Alicia no duda en comentarle lo que ha ocurrido entre ella y su madre.