Después de haberse lanzado a los labios de Matías, Alicia intenta recibir la misma sensación de deseo por parte del joven. “Esto debería acabarse aquí y ahora”, confiesa Matías al ser consciente de que está casado y de que lo que está haciendo está mal. Le da pena que esta situación se produzca ahora y en esas circunstancias.

“Es absurdo no intentarlo”, afirma Alicia para intentar que Matías se deje llevar por lo que siente en ese momento. La joven le deja ver que, a pesar de que Marcela es su presente, quizás ella pueda convertirse en su futuro. ¿Hasta dónde llegarán con esta relación?