A pesar del gran rencor que Matías todavía siente por lo ocurrido con Cosme, el joven accede a seguir ayudándolos a mejorar su situación laboral. Matías ha advertido de que, ahora que dieron su brazo a torcer, la Marquesa podrá hacer lo que quiera con ellos. Pensativo y algo dubitativo, Matías comenta que volverá a hablar con Isabel después de pensar un plan con el que cogerlos a todos por sorpresa.

Después de haber cerrado con Cosme este importante tema, Alicia y Matías se quedan solos una vez más. Alicia aprovecha para darle las gracias por ser tan comprensivo con Cosme y olvidar lo que ocurrió en el pasado. Los jóvenes se acercan más que nunca pero pronto Matías advierte de la necesidad de dispersarse antes de levantar sospechas.