Marcela está enfadadísima con Matías por haber marchado tras Alicia cuando se estaban abrazando. “Tuviste que elegir entre las dos y no tardaste ni un minuto”, afirma Marcela con una gran molestia. Matías, por su parte, necesita explicarle porqué ha hecho eso para no dar lugar a malentendidos.

El joven le cuenta que tenía una cosa importante que hablar del sindicato pero pronto termina por asumir que su aventura con Alicia ha terminado. A pesar de haber reconocido esto, Marcela no puede creerse ni una palabra que salga por la boca de su marido.

Ajena a todo lo que está ocurriendo, Alicia Urrutia pierde por completo los papeles y se muestra completamente destrozada por lo que le ha ocurrido a su relación con Matías. Para dar un cambio en su vida, Alicia coge unas tijeras y comienza a cortar su pelo sin que nada le importe. ¿Volverá a ser la que un día conocimos? ¿Conseguirá olvidar a Matías Castañeda?