Con los regalos que el ratoncito Pérez le ha hecho, Camelia se encuentra con su padre a la entrada de ‘La posada de María’. Matías aprovecha para pasar un momento a solas con su hija y escuchar todo lo que le ha ocurrido durante los últimos días.

La pequeña se muestra muy molesta con su padre por no haber estado a su lado cuando tanto le dolía la boca por culpa de los dientes. Camelia le ha dejado claro que le gustaría que hubiese estado a su lado apoyándola, ¿seguirá Matías con esa actitud con respecto a su hija?