Marcela animaba a Matías a marcharse a casa para descansar pero él se niega a aceptar su proposición. Después de lo ocurrido en la mina, Matías ha dado todo lo que ha podido para consolar a las familias de los afectados y evitar que los hombres se pongan en pie de guerra.

El joven se muestra completamente derrotado por sentirse responsable del derrumbe de la mina y la consecuente muerte de Cosme. Marcela, que conoce bien a su marido, sabe cómo hacer que cambie su parecer y ponga en valor todo lo que ha hecho por esa gente. El matrimonio se funde en un abrazo con el que recuperar las fuerzas sin saber que hay alguien que los está viendo desde la distancia.

Después de presenciar ese abrazo entre la pareja y ser consciente de su reconciliación, esa persona sale corriendo a esconderse y evitar que nadie vea sus lágrimas. ¿De quién se trata?