La próxima semana los habitantes de Puente Viejo tendrán que enfrentarse a una de las situaciones más duras que han tenido que vivir. A pesar de sus esfuerzos, salvar el pueblo se hace cada vez más difícil.

Además, el amor triunfa entre Lola y Prudencio. Los jóvenes se reconcilian con un apasionado beso, pero Matías está algo preocupado por cómo reaccionará Francisca al enterarse de que vuelven a estar juntos.

Por otra parte, Dolores comienza a sospechar de la relación entre Don Berengario y Esther e interroga a la chica sobre sus orígenes. Eso a ella no le gusta nada y zanja la conversación de manera brusca. Sin embargo, hará una extraña llamada telefónica en la que parece que está tramando algo. ¿Tendrá Dolores razón para desconfiar de Esther?