En el próximo capítulo…

Urrutia y Don Ignacio deciden quedarse en Puente Viejo, ahora esperan la reacción de la familia en Bilbao y la de sus respectivos hijos. Manuela comenta con Marta la extraña actitud de Rosa, cree que oculta algo.

Encarnación y Alicia escuchan a Urrutia la decisión de quedarse y a la madre no le hace mucha gracia, sobre todo al detectar la sonrisa que asoma en su hija. Don Ignacio informa a Ramón de su cambio de planes y de su mediación con la familia para que sea él, quien ocupe su ascenso en Bilbao.

Marta insiste en pedir perdón a Rosa, pero ésta, le rechaza. Carolina prepara su viaje a Jaca y comenta a Encarnación que contará a su padre su romance. La cocinera le aconseja prudencia y esperar el momento adecuado. Don Ignacio reúne a sus hijas y les transmite su decisión de quedarse, cree que para mantener la familia unida será mejor. Marta y Carolina se decepcionan, pero Rosa, con frialdad, suelta su bomba, ella iba a quedarse de cualquier modo, está prometida con Adolfo.

Marcela confiesa a Tomás su determinación de tratar de salvar su matrimonio y éste asume, derrotado, su situación. Matías y ella deciden darse una nueva oportunidad.

Antoñita intenta distraer a Francisca contándole las últimas novedades y logra sacarle de sus recuerdos con Raimundo. Tomas se desahoga con Adolfo y le cuenta la decisión de Marcela. Ambos se confiesan agobiados por la situación que atraviesan.

Maqueda recibe de Cosme su preocupación por la próxima apertura de una nueva galería, según el minero, esta requiere de medidas que hay que contemplar, la seguridad está en juego y el capataz le responde que intentará asegurarla. Maqueda informa a la marquesa de la necesidad de asegurar la galería, pero ella pospone la decisión, tiene otros frentes abiertos y justo entonces, recibe la llamada del testaferro con malas noticias, La Casona no se vende, Don Ignacio ha decidido quedarse en Puente Viejo.