Carol llega a casa de Adela para mostrarle lo que siente por ella al estilo ‘Love Actually’. A Adela se le ablanda el corazón y la perdona. Carol le pide un beso y Adela no quiere y le cierra la puerta en las narices “No me voy a ir de aquí hasta conseguir un beso”.