Publicidad

MI VIDA EN BERLÍN

El manual del buen emigrante

"El buen emigrante es aquel que ante las adversidades nunca se queja, el que evita meterse en líos, recurre a la familia siempre que puede y que consigue hacer llevaderos los momentos de soledad. Pero sobre todo el que comparte su experiencia con el resto de emigrantes. Esta aventura en la que te embarcas y en la que nunca dejas de sorprenderte".