Sin embargo, Marina apenas habla de su vida privada y dedica todo su tiempo a su trabajo, algo saca de quicio a Fede, el cual empieza a sentir algo por ella.

Marina y Fede de 'Amar es para siempre' | Manuel Fiestas