Luisita y Amelia han decidido separarse para siempre y Marcelino está muy preocupado por las consecuencias. No obstante, Manolita siempre sabe darle la vuelta a las situaciones más complicadas y arroja un rayo de luz al futuro amoroso de su hija con Amelia con unas alentadoras palabras.

Una despedida de película

Ha llegado la hora de decirse adiós. Amelia y Luisita se enfrentan a uno de los momentos más difíciles de sus vidas rodeadas del silencio de la Plaza de los Frutos. ¿Se despiden para siempre?