Momentos capítulo 2.699

Román se abre con Lola sobre su pasado: “Mario es el espejo en el que me miro y siempre salgo perdiendo”

Lola consigue que Román se abra con ella y le hable de cómo su hermano Mario sigue presente, incluso después de la muerte. El joven se siente muy comprendido y está muy cómodo con ella. ¿Llegará ese acercamiento a algo más?

Publicidad

La muerte de Mario es una más en la familia Quevedo. Está en cada conversación, presente en cada recuerdo y en cada mirada y, para Román, reside en su conciencia desde que se fue. “Mi hermano Mario es el espejo en el que me miro todos los días y siempre salgo perdiendo”, asegura.

Lola, que también ha pasado por la muerte de una hermana, trata de consolar y sanar la memoria de Román. “Aunque no lo parezca, también cometieron errores”, advierte la joven, que bien conoce cómo era Mario. A pesar de que Román le tenga como un referente que le hace daño, tiene derecho a vivir su propia vida y dejarle ir.

“Me has ayudado un poco a aliviar mi carga”, dice Román. El joven se siente cada vez más cerca de Lola y le ha dado la confianza para abrirse con ella. “No me suele pasar”, asegura, ya que siempre había sido hermético acerca de su hermano. ¿Conseguirá superarlo gracias a Lola?

Antena 3» Series» Amar es para siempre» Momentos

Publicidad