Publicidad

Antena 3 » Series » Amar es para siempre » Momentos

Momentos capítulo 2230

Raúl, vulnerable y aterrado, le confiesa a Coral su mayor miedo

Pese a haber conseguido su objetivo dentro de Garlo, la pérdida de Germán ha arruinado la vida de Raúl.

Raúl ha montado una escena dantesca en plena verbena, celebrada en la plaza de los Frutos, enfrentándose a Fran.

Y es que la muerte de Germán ha destapado las debilidades y los miedos de Raúl. El que supuestamente es hijo legítimo de Germán ha heredado su puesto, con el que tanto había soñado. Raúl también ha heredado una gran responsabilidad, la de mantener Garlo como la juguetería más importante del país.

Raúl tomaba el mando de Garlo despidiendo a Fran, necesita tener lejos a la persona con la que siempre se ha comparado por sentirse inferior.

Lejos de sentirse dichoso por tener lo que tanto ha querido, Raúl se da cuenta de sus debilidades y entra en pánico al creer que jamás podrá suplantar a su padre.

Tras lo sucedido en la plaza, Coral persigue a Raúl hasta su despacho y este se derrumba. Lozano le hace ver a Raúl que tiene muchas cualidades para poder dirigir Garlo como lo ha hecho su padre. Sin embargo, la inseguridad de Raúl es tan grande que no se ve capaz de afrontar un cargo tan importante como es el de ser director de Garlo.

Raúl se llega a plantear si haber despedido a Fran ha podido ser un gran error, no se ve capaz de cumplir los sueños de su padre.

¿Reconocerá su error y volverá a contratar a Fran?, ¿será capaz de dirigir Garlo como lo hizo su padre?

Publicidad