Armando urdió un plan para demostrar a su mujer que le necesitaba en su vida y, así, podría recuperar su matrimonio que está a punto de romperse para siempre. En un momento de complicidad con Julia, Ordóñez se lanza a besarla en el justo momento en el que Guillermo aparece de forma inesperada.