Manolita intenta animar a Luisita, contándole que han conseguido que se celebre la verbena.

Luisita se sincera con su familia
Pero ella no está de humor y decide sincerarse con su familia. Aunque sabe que lo han hecho por su bien, no cree que estén actuando de la manera correcta tras la marcha de Amelia. “No me hace sentir bien, no me ayuda”, afirma.