Lourdes se tomó, en un principio, la obsesión y celos de Jacobo con Luis como un puro halago y gesto de amor pero los últimos acontecimientos entre ambos han atemorizado a la hija de los Ordóñez.

Luis sigue adelante con su maquiavélico plan
La brutal paliza que según Luis recibió de Jacobo ha dejado a Lourdes tan asustada que confía más en el jefe de mantenimiento que en su propio marido. Jamás imaginaría que que Luis está dispuesto a todo por inestabilizar a Jacobo, el gran amor de su vida. Así es su maquiavélico comportamiento.