Jacobo estuvo varias semanas tras los movimientos de Luis, sospechando que estaba enamorado de Lourdes y que, esa era la razón por la que les espiaba en la intimidad de su cuarto. Celos que Lourdes, en un principio, se tomó como un halago hasta que empezó a ver la obsesión de su marido por el jefe de mantenimiento.

Así fue el gran amor de Jacobo y Luis en el colegio
Descolocado con la llegada de Luis y la presencia permanente en su vida, Jacobo decide indagar en la ficha personal del jefe de mantenimiento descubriendo que compartieron colegio. Cuando Luis se reúne a solas con Jacobo le recuerda quién fue para él, un gran amor que le dejó marcado de por vida.