Julia se siente agradecida con Armando por convencerla para ir a Barcelona a las jornadas sobre la mujer. Siente que ahora sí la apoya y es consciente de lo importante que esta causa es en su vida. Algo empieza a cambiar entre los dos, que parecen apartar los enfados y las disputas. ¿Es una jugada maestra de Armando?