Momentos capítulo 2.471

Hugo da el paso de confesar a Rocío su pasado: “Ahora tu forma de mirarme también ha cambiado”

Publicidad

El exfutbolista le revela que no fue una lesión la que acabó con su carrera, sino sus adicciones al alcohol y las drogas.

La relación entre Hugo y Rocío ha ido cambiando poco a poco desde que él llegó a la farmacia. Las rencillas iniciales se han transformado en curiosidad del uno por el otro y se han convertido en un apoyo mutuo.

Ha sido ella quien ha tenido la idea de que el exfutbolista entrene al Real Chamberí, pensando precisamente en el negocio de doña Paz. Cree que, de esta forma, los padres de los niños irán a comprar a esta farmacia.

En contraste, doña Paz sigue desconfiando de su hijo. Cada vez que se ven, su conversación está llena de reproches. Ella le recuerda tantas veces que la ha decepcionado; él, que siempre haya sido una madre severa e incapaz de darle cariño.

Doña Paz se avergüenza del pasado de su hijo, a la vez que cree que le perseguirá siempre. Por eso, ha intentado quitarle de la cabeza la idea de entrenar a los chavales. Sin embargo, Hugo ha decidido demostrarle que se equivoca y que es capaz de empezar de cero. Su compromiso con el Real Chamberí es total.

Sin embargo, esa tensa relación entre madre e hijo tiene con curiosidad a Rocío, que también desea saber más de su compañero de trabajo. Al fin, Hugo decide compartir con ella los capítulos más duros de su pasado.

Le confiesa que fue un adicto. Le cuenta que el día que tuvo el accidente iba borracho y después se dedicó a gastar el dinero en drogas y alcohol con gente equivocada. Rocío escucha tratando de asimilarlo, pero Hugo nota que está afectada. “Ahora tu forma de mirarme también ha cambiado”, lamenta.

Antena 3 » Series » Amar es para siempre » Momentos

Publicidad