Momentos capítulo 2.469

Hugo busca en su madre una solución a la precaria situación del equipo: “No voy a tirar la toalla”

Publicidad

La situación del Real Chamberí es bastante crítica: necesitan dinero urgentemente.

Rocío le propuso a Hugo entrenar al equipo de fútbol sala del Real Chamberí. Pensó que es una gran oportunidad para él y para salvar el negocio porque, si entrena a los chicos, sus padres comprarán en la farmacia.

El hijo de doña Paz, tras hablarlo con su madre, tomó la decisión de rechazar la oferta por el miedo a retomar su duro pasado y porque pensó que no era capaz de hacerlo.

Sin embargo, Hugo reflexionó sobre ello y cambió de opinión: va a entrenar al equipo para demostrarse a sí mismo y a su madre que es capaz de ello, dejando atrás el pasado.

El exfutbolista ha regresado a la farmacia, donde se encontraban su madre y Rocío, bastante decepcionado tras su primer entrenamiento en el Real Chamberí. Su situación es precaria.

“El club está bajo mínimos”, les ha confesado. Hugo le ha pedido a su madre que le deje algo de dinero o le dé un adelanto de su sueldo para poder solventar el problema económico del equipo.

Doña Paz se lo negado tajantemente: “En esta farmacia no se dan adelantos y mucho menos para bobadas”. Además, cree que su hijo se está equivocando y que no lo va a conseguir.

Pero Hugo no piensa rendirse y está decidido a resolver la situación del equipo: “No lo voy a dejar, no voy a tirar la toalla”, les ha asegurado. Rocío, al contrario que su madre, le ha animado.

Antena 3 » Series » Amar es para siempre » Momentos

Publicidad