Fede renuncia al amor de Marina por su perdón

Fede no podía evitar sentirse terriblemente culpable de que Marina hubiese roto con su novio Bruno y dejado la radio tras investigarla por haber desconfiado en ella. Ahora, Fede ha querido recuperar a Marina a toda costa aunque ello le haya supuesto renunciar a la posibilidad de conquistarla.

Y es que Marina se sintió muy traicionada por sus amigos, en especial por Fede. Marina se sentía feliz en Onda Libertad pero debía participar clandestinamente porque su familia y su pareja son muy conservadores. Tras la metedura de pata de Mateo y Fede, Bruno descubrió su doble vida y el mundo de Marina se vino abajo.